Ven por tu masaje lingam…

Lingam es una palabra en sánscrito usada para llamar al pene y se traduce como «Báculo de Luz».

En la filosofía tantra, nos acercamos al masaje lingam con gran amor y respeto, de la misma manera que lo hacemos con el yoni o vagina. El masaje yoni podría considerarse el equivalente del masaje lingam, pero solo realizado a mujeres.

Cuando le das placer a tu pareja a través de tu «varita de luz», tu pene está cargado de una poderosa energía. Es un intercambio consciente de dar y recibir placer.

Gran parte de la sexualidad sagrada tantra consiste en aprender a amar el pene y no tenerle miedo. Nuestras masajistas se sienten totalmente cómodas honrando tu pene, mediante este exquisito masaje lingam.

¿En qué zona de tu cuerpo se centra un masaje lingam?

Un masaje lingam es una práctica sexual tántrica enfocada en masajear tu pene. El masaje lingam implica no solo realizarle masajes y acariciarlo, sino que también puede incorporar técnicas más avanzadas, que incluyen masajes a los testículos, el perineo y la próstata. 

El fin de este tipo de masaje es tratar de hacerte sentir más y más placer que se convertirá después en oleadas de orgasmos múltiples, durante el tiempo que dure el masaje. 

Este masaje es una práctica que honra tu pene y a todos quienes lo tienen. La idea es darles placer. Hay una enorme cantidad de energía sexual o chi en el pene de un hombre y aprender a estimularlo y a hacer circular esa energía, es muy poderoso. 

Las estatuas del dios Shiva Lingam, representan un estado de meditación. Pero para los antiguos practicantes tántricos, esto tenía un significado secreto: que esta poderosa energía del dios estaba en el pene, que se pensaba contenía la esencia más masculina concentrada en un solo lugar. 

Piénsalo de esta manera: el sexo sagrado trata de acercarte al cuerpo de tu pareja como si este fuera un templo y tu pene, como el lugar más sagrado de todos.

Con el masaje tántrico lingam, puedes aprender a:

  • Controlar la eyaculación
  • Canalizar la energía sexual
  • Prolongar las relaciones sexuales

¿Quieres disfrutar de un video antes de seguir leyendo?

Cómo nuestras masajistas te realizarán un delicioso masaje lingam

El masaje Lingam te lo hará la masajista elegida a través de la masturbación tántrica,  siguiendo los siguientes pasos:

1. Te va a incentivar para que te relajes

Te acostarás boca arriba en la camilla de masajes. Puede que te guste una almohada debajo de la cabeza o las caderas. Tus piernas deben estar separadas con las rodillas dobladas, para que la masajista tenga fácil acceso a todas las partes de tus genitales. Respira profundamente. Esto te ayudará a una relajación más profunda.

2. Lubricará y masajeará las áreas alrededor de tu pene.

Usará un aceite de masaje para lubricar la base de tu pene y los testículos. Comenzará deslizando las manos hacia arriba y hacia abajo por los muslos antes de llegar a lo bueno… 

Luego pasará a los testículos para masajearlos con suavidad. Los tomará con cuidado en sus manos y los estimulará para darte mucho placer.

Masajeará también la zona alrededor de los testículos y el pene (es decir, el hueso púbico en la parte delantera, la parte interna de los muslos y el perineo, que es el área entre los testículos y el ano).

3. Masajeará el eje de tu “varita de luz”

Una vez que haya excitado las áreas alrededor de tu “lingam”, se moverá hacia al eje del pene. Aquí tendrá libertad para hacerte varios truquitos que te darán placer:

  • Agarrará tu pene fuerte o suave, variando la intensidad
  • Lo estimulará masturbándolo de arriba hacia abajo y alternando con movimiento giratorios
  • Podrá acariciar tu pene con una o dos manos
  • La velocidad irá de lento a rápido. Comenzará lentamente y aumentará a un ritmo más rápido, luego volverá a bajar a una velocidad lenta. Alternará entonces la presión, la velocidad, el ritmo y los métodos. ¿Has escuchado decir que en la variedad está el gusto? Aquí podemos decir que en el “ritmo” está el placer.

¿Qué hará la masajista cuando use sus dos manos?

Hará movimientos bastante calientes para ti:

  • Sus dos manos sostendrán tu pene en la misma dirección con los dedos apuntando de la misma manera.
  • Una mano puede sostener tu pene hacia un lado y la otra mano, hacia el otro
  • Ambas manos se mueven hacia arriba y hacia abajo al mismo tiempo. El lubricante ayudará a un deslizamiento más suave.
  • La mano inferior se mueve hacia arriba y hacia abajo mientras que la mano superior hará “un remolino”, es decir, un giro en el glande de tu “varita de luz”

4. Tu masajista retardará tu orgasmo eyaculatorio

A estas alturas, podrías estar muy excitado y con ganas de querer eyacular. Pero tu masajista estará muy atenta para posponer ese momento. No porque sea una chica malvada, sino al contrario, solo querrá alargar tu tiempo de placer.

Puedes sentir que tu pene está duro como una roca a semiduro. No te preocupes. Eso es lo que se supone que debe pasar.

5. Estimulará tu próstata

Esta es una glándula del tamaño de una nuez ubicada entre tu vejiga y el pene. Cuando se estimula bien, brinda sensaciones muy agradables.

Tu masajista podrá acceder a tu próstata ya sea internamente (insertando sus dedos o un juguete sexual de masaje de próstata en el ano) o externamente (masajeando el exterior sin introducir sus dedos)

Tu masajista empezará por fuera. Buscará una hendidura a medio camino entre los testículos y el ano. Empujará suavemente hacia adentro. Tendrá cuidado e irá despacio.

Puede masajearte usando movimientos circulares.  Recordemos que en la próstata se encuentra el punto P masculino ( equivalente al G femenino)

También puede estimular tu próstata por dentro, siempre que tú lo quieras. Eso significa que tu masajista podrá introducir sus dedos por el ano para ubicarla primero, ya que está ubicada a unos 5 centímetros de este.

Una vez allí, puede acariciarla suavemente moviendo su dedo de un lado a otro, hacia arriba y hacia abajo, u «ordeñándola» con un movimiento rítmico con los dedos.

También es posible que use un juguete masajeador de próstata.

6. Fin del masaje…

Para finalizar el masaje, puedes llegar al clímax con un final muy feliz o bien puedes decidir guardar esa energía de tu báculo de luz.

Este tipo de masaje es una experiencia erótica increíble que deberás venir a probar con nuestras masajistas españolas, quienes te convencerán de que también los hombres pueden ser multiorgásmicos…