Masaje erótico Madrid.

Lo mejor para liberar cuerpo y mente

Existen varias combinaciones de masaje erótico madrid específicos que se pueden escoger, y todos ellos con un sinfín de posibilidades y beneficios para la salud y la mente. Cada vez está más de moda, liberar tensiones, poner en orden los pensamientos y liberarse un poco del estrés del día a día con unas sesiones de masaje erótico, capaz de renovar por completo las energías.

El masaje erótico puede llevarse a cabo de muchas formas y en distintos lugares, en la intimidad, en centros de masajes, etc. Lo cierto es que, para quienes busquen una sesión de masaje erótico Madrid de la mejor calidad, tendrán que fijarse en una serie de factores que resultan determinantes para llegar a las mejores sensaciones.

Se trata de un momento íntimo, de introspección, del que se sale distinto a cómo se entra, y para ello son necesarios una serie de requisitos de ambientación, técnicas y en general, de profesionalidad bastante altos. En Masajes Rhamba conocemos y ponemos en práctica los elementos esenciales de los masajes eróticos en la mejor de sus versiones, para asegurar a todos nuestros clientes, una experiencia absolutamente memorable.

Elementos fundamentales del masaje erótico Madrid de la mejor calidad

El entorno

Si hay algo importante a la hora de abstraerse en un momento tan sublime como los masajes eróticos que proponemos en nuestro centro, es el entorno en el que se lleva a cabo la acción. Es fundamental establecer una escena capaz de enamorar desde el principio, ya que el entorno puede fácilmente hacer o deshacer la experiencia de masaje perfecta.

Afortunadamente, esto no tiene ningún secreto, siempre y cuando se consideren los tres aspectos que se indican a continuación.

En primer lugar, proponemos un lugar ambientado expresamente para liberarlo de distracciones. Normalmente, los usuarios que más necesitan un masaje erótico Madrid, son trabajadores que pasan la vida pegados al móvil, el ordenador, pendientes de las preocupaciones del día a día y sumergidos, como la mayoría en una vida llena de rutinas, estrés y notificaciones constantes.

En un cuarto diseñado para producir bienestar con solo estar en él, además, se puede mejorar el ambiente ayudándose de velas con aromas relajantes, y luces tenues para descansar la vista.

La música de ambientación, siempre instrumental y con tonos bajos, se puede utilizar como hilo de fondo para terminar de generar un entorno único para la sensualidad, la compenetración y la confianza entre una masajista y un cliente, que cuenta con todo lo necesario para empezar a disfrutar.

Otro añadido indispensable, son los aceites lubricantes, aromatizantes y/o relajantes que se utilizan para mejorar las sensaciones. Del mismo modo que en la modalidad de masajes Nuru y Soapy se utilizan elementos jabonosos y agua para recorrer el cuerpo de la mejor forma, los aceites despiertan un nuevo tipo de sensaciones inalcanzables con la piel seca.

Mentalidad

En otros artículos, hemos mencionado anteriormente que la introducción del masaje erótico en su relación puede llevar a una mejor y más activa vida sexual.

Y, aunque esto es ciertamente un maravilloso efecto secundario, es importante que la mentalidad del cliente se centre enteramente en el disfrute y la relajación de todos sus sentidos.

Es un momento de evasión, algo mágico y bonito, y por eso, las sensaciones que se alcanzar con los masajes eróticos Madrid, merecen ser probadas, al menos una vez en la vida.

La Técnica

Mientras que el ambiente y la mentalidad son aspectos esenciales del masaje erótico, el masaje en sí mismo no sería nada sin la técnica. Las caricias y formas de interactuar de las masajistas con el cliente, establecen las bases para una relación de confianza y cordialidad, en la que uno puede estar seguro de que va a disfrutar de una experiencia totalmente inolvidable.

Más allá de seguir una rutina o técnica de masaje estrictamente, es importante que aparezca la compenetración para que la intuición de la masajista le permita ver qué le gusta al cliente, y de esta forma, alterar la rutina con variaciones que supongan subidas al cielo constantes, para el receptor de tan divino masaje.

Técnicas de masajes para “subir al cielo y ver las estrellas” de placer

Toques iniciales

Al principio de cualquier sesión de masaje, es mejor empezar con toques ligeros y suaves. Estos toques se conocen como «effleurage», y su propósito es conseguir que la sangre circule y que el sujeto se prepare para el masaje que va a tener lugar.

Con la palma de las manos, se empieza a preparar el terreno con una serie de toques ligeros. Es posible trabajar con cualquier patrón que se elija, aunque los movimientos circulares son los más comunes y son los que mejor cubren la mayor superficie.

En este punto, el máximo placer se obtiene al ejecutar una presión consistente y asegurándose de prestar especial atención a las áreas más erógenas o sobrecargadas del cliente.

Amasado

Esta es quizás la técnica más utilizada durante las sesiones de masaje, y también es una de las más fáciles de aprender. Se trata de estimular con la punta de los dedos y el pulgar, con las que se “amasa” el tejido muscular entre ellos y se aprieta en intervalos variables. Esto es excelente para los músculos más grandes, como los que se encuentran en los muslos, la parte superior de los brazos y los glúteos.

Estiramiento

Cuando se nota que un cliente tiene nudos o áreas de estrés especialmente resistentes, el estiramiento manual puede proporcionarle el mayor alivio, antes de continuar con el resto de masaje para el que se contará con el cuerpo en un modo mucho más receptivo.

Como se puede ver, existen varias formas de estimular el cuerpo antes y durante el masaje, para proporcionar sensaciones impresionantes al cliente.

El masaje erótico Madrid son relajantes, y con una carga de sensualidad capaz de generar experiencias inolvidables. Lo mejor que hay para liberar cuerpo y mente del estrés y las cargas del día a día. Una forma de reencontrarte con tu verdadero yo, que está más al alcance de quien lo desee, que nunca.